When in Paris

20:12 Lonneke SBLonneke 0 Comments


¡Buenas a tod@s!

Hace unas semanas viajé a París. Tenía un poco de miedo por el cambio de temperatura, pues en Valencia el tiempo es muy cálido y prácticamente el invierno no ha hecho acto de presencia. Y no iba desencaminada. Al llegar a París me congelé, tal cual. Tuve bastante suerte en lo que a lluvia se refiere, porque a excepción del día en que llegué no saqué el paraguas para nada. Y qué voy a decir, París me encanta. Si hiciera más sol sería perfecta.

Una de las visitas pendientes que tenía de la vez anterior era entrar en el Museo de Orsay. Y como soy una friki del impresionismo no dudé en comprar la entrada conjunta para visitar el Museo de L'Orangerie, donde se encuentran los maravillosos nenúfares o Nympheas de Monet, y la entrada del Museo de Orsay. Sé que se hace un poco pesado, porque hay mucho que ver y falta tiempo para recorrer y apreciar tanto arte. Pero vale mucho la pena, aparte de conocer un poquito más la historia de París como ciudad.

When in Paris

When in Paris

When in Paris

When in Paris

When in Paris

When in Paris

When in Paris
Otra localización que quería volver a visitar es Montmartre ya que la primera vez que visité París hice fotos, pero con la cámara de fotos compacta. Y, claro, no es lo mismo. El Sacre Coeur y el Mur des je t'aimes fueron re-inmortalizados pero en calidad pro.

When in Paris

When in Paris

When in Paris

When in Paris

When in Paris

When in Paris

When in Paris

When in Paris

When in Paris

When in Paris

When in Paris

When in Paris

When in Paris

Espero que os haya gustado la entrada, yo disfruté muchísimo de la visita. Y ratifico aquella frase que Ernest Hemingway hizo famosa: "If you are lucky enough to have lived in Paris as a young man, then wherever you go for the rest of your life it stays with you, for Paris is a moveable feast".

You Might Also Like

0 comentarios: